x

RSS Newsfeeds

See all RSS Newsfeeds

Global Regions

Europe ( XML Feed )
Middle East ( XML Feed )

Sep 21, 2016 11:15 EST

Reunión de ONU sobre refugiados no da motivos para estar cómodos

iCrowdNewswire - Sep 21, 2016

 

Reunión de ONU sobre refugiados no da motivos para estar cómodos

 
 

Refugiados sirios sobreviven en condiciones insoportables en el campamento de Idomeni, en la frontera de Grecia con Macedonia. Crédito: Dimitris Tosidi/IRIN

NACIONES UNIDAS, 20 sep 2016 (IPS) – Frente al número sin precedentes de personas desplazadas de sus hogares en todo el mundo, muchos actores humanitarios quedaron profundamente decepcionados con el resultado de la reunión de alto nivel de la ONU, que debía ofrecer una respuesta justa a los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes.

Al término de la primera cumbre de ese tipo, los gobernantes aprobaron una declaración que procurará implementar una estrategia más coordinada, integral y humana a la situación de los refugiados.

 

“Es una vergüenza que las víctimas de tan abominables delitos tengan que seguir sufriendo porque no logramos protegerlas”: Zeid Ra’ad Al Hussein.

 

“La cumbre representa un avance en nuestros esfuerzos colectivos para hacer frente a los desafíos de la movilidad humana”, dijo el secretario general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Ban Ki-moon, el lunes 19 en la apertura de la reunión de alto nivel que tuvo lugar en Nueva York.

Cuando el documento se traduzca en acción, más niñas y niños tendrán educación, más trabajadores podrán buscar trabajo y más personas contarán con opciones de movilidad, añadió Ban.

“Cuando millones de personas ven una invitación a la libertad solo a través de la flameante tienda de campaña; cuando cargan con sus hijos y sus pertenencias en la espalda, caminan cientos y hasta miles de kilómetros; cuando con sus familias corren el riesgo de ahogarse y quedan hacinadas en deplorables centros de detención y, una vez libres, pueden sufrir agresiones de racistas y xenófobos, no hay razones para estar cómodos”, subrayó el comisario de derechos humanos Zeid Ra’ad Al Hussein, alertando contra el optimismo por el resultado de la reunión.

“La amarga verdad es que esta cumbre se convocó porque fracasamos; es una vergüenza que las víctimas de tan abominables delitos tengan que seguir sufriendo porque no logramos protegerlas”, se lamentó.

Más de 65 millones de personas en el mundo se vieron obligadas a abandonar sus hogares; si estuvieran en un mismo país, este estaría en el lugar 21 entre los más poblados.

Un informe de la organización Save the Children señala que ese país imaginario tendría el mayor crecimiento poblacional, se ubicaría en los últimos lugares por su matricula escolar y tendría una alarmante proporción de matrimonios infantiles.

Numerosos refugiados participaron en la reunión de alto nivel y urgieron a los miembros de la ONU a actuar frente a las difíciles circunstancias que padecen.

En la cumbre también habló la activista Nadia Murad Basee Taha, una de las 5.000 mujeres yazidíes esclavizadas por el Estado Islámico (EI) que, cuando pudo escapar, logró llegar a Alemania como refugiada.

“Deben saber que como líderes, lo que hagan tendrá un impacto positivo o negativo en la vida de las personas sencillas; ustedes son los quienes deciden si otra niña en otra parte del mundo llevará una vida simple o una de sufrimiento y servidumbre”, dijo a los presentes.

“Ustedes y sus familias no son las únicas que merecen una vida, nosotros también merecemos una vida”, remarcó.

Por su parte, el refugiado sirio Mohammed Badran subrayó la necesidad de mejorar el acceso a la educación y a otras oportunidades para que las personas desplazadas puedan reconstruir sus vidas y contribuir a la sociedad.

Reunión de ONU sobre refugiados no da motivos para estar cómodos

El refugiado sirio Mohammed Badran se dirige a los representantes de los países miembros de la ONU en la apertura de la reunión de alto nivel sobre los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes. Crédito: Cia Pak/UN Photo.

“Si hoy los gobernantes son incapaces de encontrar una solución a la crisis siria y a la crisis de refugiados, entonces esta cumbre no es diferente de otras”, subrayó Badran, coordinador del equipo de Voluntarios Sirios en Holanda.

Muchas organizaciones estiman que la reunión de Nueva York fue más de lo mismo, consideran que es “una oportunidad perdida” y se mostraron especialmente decepcionadas con el documento final.

El borrador inicial de la declaración proponía un pacto mundial con compromisos claros, como reasentar a 10 por ciento de los refugiados cada año y ofrecer a niñas y niños acceso a la educación dentro de los primeros 30 días.

Pero al término de las negociaciones, el texto se eliminó del documento final, adoptado el lunes 19, librando a los países de toda obligación de recibir y proveer educación a los refugiados. Además, la comunidad internacional demoró toda forma de acuerdo sobre un pacto mundial hasta 2018.

“En vez de demostrar su liderazgo y dar un paso al frente y asumir su responsabilidad, los gobiernos patearon el problema para adelante y postergaron su decisión y su compromiso, una vergüenza trágica, en particular para los 21 millones de refugiados que esperan medidas de la comunidad internacional”, se lamentó la directora ejecutiva interina del capítulo estadounidense de Amnistía Internacional, Margaret Huang.

Por su parte, la directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima, coincidió y dijo a IPS: “Lo que tenemos aquí son compromisos nada concretos. Lo que tenemos es apenas un lenguaje florido”.

Byanyima, en particular, arremetió contra las naciones ricas por no compartir la responsabilidad global.

Según un análisis de Oxfam, seis de los países más ricos recibieron apenas a nueve por ciento de los refugiados, entre ellos se destaca Japón, que solo aceptó a 27 personas en 2015. Eso deja a los países del Sur Global con todo el peso de esta situación.

Por ejemplo, Líbano recibió a más de un millón de refugiados sirios, alrededor de un cuarto de su población total. El primer ministro Tammam Salam se mostró consternado con esos datos, y señaló que nacen más sirios en Líbano que los que se instalan en otros países.

“Es impensable que Líbano, solo, pueda hacer frente a un desafío existencial de esas proporciones; ¿cuándo hará algo el mundo por Líbano?”, preguntó a los delegados presentes.

Asimismo, el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, cuyo país alberga a casi dos millones de refugiados afganos, también subrayó la desproporcionada carga de los desplazamientos globales que llevan las naciones en desarrollo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció sus planes de elevar el número de refugiados reasenados a 110.000, pero Huang dijo a IPS que eso es apenas una “gota en un balde de agua”.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) estima que este año habrá que reasentar a más de 1,1 millón de refugiados. 

Byanyima también se lamentó de la falta de compromiso para apoyar económicamente a las naciones que reciben solicitantes de asilo.

Según la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), solo 39 por ciento de los pedidos de fondos del foro mundial consiguen los recursos solicitados. Entre ellos, un pedido para Sudán del Sur, que solo reunió 19 por ciento del monto solicitado, mientras los planes de respuesta a la crisis de refugiados en Yemen y Siria reunieron 22 y 49 por ciento del total, respectivamente.

El director del programa de refugiados de la organización Human Rights Watch, Bill Frelick, dijo a IPS que la falta de apoyo internacional supone una gran exigencia para algunos países, que se ven obligados a rechazar solicitantes de asilo.

Frelick se refirió a Kenia, que anunció en mayo el cierre del campamento de refugiados de Dadaab, el más grande del mundo, en parte por una significativa disminución de fondos. Por su parte, el gobierno de Jordania cerró su frontera con Siria, dejando a unos 75.000 personas atrapadas y sin asistencia humanitaria.

“Los Kenia y Tailandia y Pakistán y Jordania y Líbano del mundo no deben cargar solos con ese peso; la responsabilidad no debe recaer en los países fronterizos, hay que compartirla”, subrayó.

Pero en Nueva York no se logró ningún compromiso tangible en materia de responsabilidad compartida, pues gobiernos, como el de Australia, defendieron sus restrictivas políticas migratorias.

El su caso, se trata de dejar por tiempo indefinido a los solicitantes de asilo en centros de detención en Nauru y Papúa Nueva Guinea. Gran Bretaña sostiene que los refugiados solo deben solicitar asilo en el primer país que llegan, lo que eleva la carga sobre el Sur Global.

A pesar de la falta de avances concretos, hay organizaciones que mantienen su optimismo.

La directora de políticas públicas humanitarias de Save the Children, Bernice Romero, dijo a IPS que la reunión de alto nivel logró al menos concentrar la atención mundial en la difícil situación de las personas refugiadas y desplazadas.

Y añadió que el desarrollo de un pacto mundial para un reparto más equitativo para 2018 es el primer paso de lo que puede llegar a ser un significativo proceso y plan de acción.

Aunque otras personas, como Frelick y Huang, tienen las esperanzas puestas en la cumbre de jefes de Estado y de gobierno organizada este martes 20 por Obama. El objetivo de esa reunión es garantizar más fondos para la ayuda humanitaria, lugares para reasentar a los refugiados y alternativas legales, así como acceso a la educación y autorización de trabajo.

“No podemos cerrar los ojos”, sentenció Byanyima. “No cumplen con los principios de derechos humanos, y no vamos a dejar de hablar de eso, vamos a seguir movilizándonos”, aseguró.

Traducida por Verónica Firme

 

Artículos relacionados

 

Contact Information:

Tharanga Yakupitiyage

View Related News >
support