Sep 22, 2016 6:55 EST

Yara ayudará a mejorar el crecimiento rural en Colombia

iCrowdNewswire - Sep 22, 2016

 

Yara ayudará a mejorar el crecimiento rural en Colombia

 

El presidente y director ejecutivo de Yara, Svein Tore Holsether, se reunió con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en el marco del Día Internacional de la Paz, en septiembre de 2016. Crédito: Cortesía de Yara International.

ROMA, 22 sep 2016 (IPS) – Uno de los puntos centrales del acuerdo de paz que firmarán formalmente el gobierno de Colombia y las FARC el lunes 26 es una reforma rural integral, para lo cual Bogotá contará con la ayuda de Yara Internacional, dedicada desde hace décadas a apoyar a agricultores y a mejorar la nutrición en distintos países.

El histórico Acuerdo Final entre el gobierno y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), que pone fin a un conflicto armado de 52 años tras casi cuatro años de negociaciones, permitirá que el país latinoamericano se disponga a mejorar la productividad agrícola.

Yara Internacional, una empresa noruega dedicada a ayudar a agricultores y a mejorar la nutrición a la vez que preserva los recursos y el ambiente, ofreció su ayuda al gobierno de Colombia para lograr su objetivo en el sector agrario.

El presidente y director ejecutivo de Yara Internacional, Svein Tore Holsether, se reunió el miércoles 21 en Nueva York con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, para refrendarle su respaldo al proceso de paz.

“La agricultura comercial es el motor de un crecimiento económico inclusivo y un fuerte instrumento para construir y sostener la paz en el mundo”, delcaró Holsether, tras el encuentro con Santos en el marco del Día Internacional de la Paz.

“Tenemos más de 100 millones de dólares invertidos en Colombia, contribuyendo así a la mejora de la productividad y la prosperidad del campo colombiano”, destacó.

Una tercera parte de sus inversiones se concentran en la región del Valle del CAuca, una de las más golpeadas por el conflicto y con grandes posibilidades para el crecimiento de una agricultura sostenible.

Fundada en 1905 para luchar contra el hambre que aquejaba entonces a Europa, Yara tiene en la actualidad proyectos en varios países con cerca de 13.000 empleados y ventas en más de 150 estados.

La agricultura es el principal sector de la economía colombiana, sin embargo, todavía padece un problema endémico de mala productividad. El territorio andino escabroso que caracteriza al país, así como la falta de irrigación, hacen que solo cinco por ciento del mismo sea apto para el cultivo, según coinciden diferentes estudios. 

Yara lleva años invirtiendo en Colombia, y en 2014, con los 425 millones de dólares invertidos en ese país, se convirtió en el mayor inversor extranjero apoyando el desarrollo rural, la mejora de la productividad y la prosperidad en el campo colombiano.

Para la implementación del primer punto del acuerdo de paz, “Hacia un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral”, centrado en la lucha contra el hambre, el desarrollo del campo y una reforma rural integral, el gobierno de Colombia y las FARC también solicitaron el acompañamiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El texto incluye un plan de desarrollo rural multifacético que ataca las raíces de la pobreza y el hambre rural, a través de la creación de un fondo de tierras para distribuir entre campesinos sin tierra y planes a gran escala para proveer bienes y servicios públicos en infraestructura, caminos, desarrollo social, educación, salud y vivienda.

También impulsa programas de desarrollo con un enfoque territorial, además de medidas para estimular la productividad agropecuaria en todo el país, acordadas con las comunidades en las regiones más afectadas por el conflicto y la pobreza.

Además, crea un sistema especial de alimentación y nutrición para erradicar el hambre y la malnutrición.

Millones de personas fueron desplazadas por el conflicto armado y muchos campesinos y campesinas perdieron sus tierras, razón por la cual es clave entregar apoyo a los agricultores familiares para que tengan acceso a los mercados, inversiones e infraestructura, además de sistemas de información de mercado y mecanismos de integración a los circuitos económicos agroalimentarios.

La intervención de Yara servirá para que Colombia mejore su producción en cantidad y calidad en el territorio que tiene a disposición para ello, según aseguró la compañía noruega.

Traducido por Verónica Firme

 

Artículos relacionados

 

Contact Information:

Dominique Von Rohr

View Related News >
support