x

RSS Newsfeeds

See all RSS Newsfeeds

Global Regions

Africa ( XML Feed )

May 5, 2016 3:15 EST

El Niño provoca la peor sequía de Zimbabwe en décadas

iCrowdNewswire - May 5, 2016

El Niño provoca la peor sequía de Zimbabwe en décadas

 
 

Un hombre no identificado ayuda a levantarse a una vaca afectada por la sequía en Chipinge, un distrito de Zimbabwe. Crédito: Jeffrey Moyo / IPS

BUHERA, Zimbabwe, 4 may 2016 (IPS) – Demacrado y con las costillas a la vista, el ganado de Evans Sinyoro está tirado sobre una extensión de tierra árida, junto a un pequeño embalse cercano que también está sin agua debido a la peor sequía que ha padecido Zimbabwe en décadas.

La sequía es producto de El Niño, un fenómeno climático complejo que es provocado por variaciones en las temperaturas oceánicas en el Pacífico ecuatorial.

“Estamos empezando a recibir la ayuda alimentaria de los donantes y el gobierno, pero nuestro ganado se está muriendo por falta de pastos y agua”: Evans Sinyoro.

 

Sinyoro es oriundo de Buhera, un distrito en la provincia oriental de Manicaland, que no se libró de la sequía que ha tenido un efecto devastador en el ganado de esta nación de África austral.

“Tenía 27 vacas, 24 de las cuales ya perecieron por falta de agua y pasturas”, informó Sinyoro a IPS.

El Niño tampoco perdonó a los millones de personas de este país de 14 millones de habitantes que cayeron presas de la hambruna tras la desecación de lagunas y pozos de agua. Mucha gente, como es el caso de Sinyoro, debe caminar largas distancias para encontrar agua con fines domésticos, además de darle de beber a sus rebaños en franca disminución.

“Si bien hay que esforzarse por conseguir agua para el ganado, también nos sacrificamos al caminar más de nueve kilómetros para encontrar agua con fines domésticos”, aseguró Sinyoro.

Las mujeres del campo han sido las más perjudicadas por la sequía provocada por El Niño.

“Tenemos que despertarnos temprano… todos los días para salir a caminar y encontrar agua con nuestros hijos para que puedan bañarse antes de ir a la escuela”, explicó Madeline Chishamba, de 47 años y madre de cuatro hijos.

“A diario, solo aquí en Buhera, tenemos en promedio aproximadamente de 20 a 30 vacas que mueren por falta de pasto y agua potable, una situación que… podría arrasar con el rebaño bovino del país”, sostuvo Neverson Mutero, un funcionario agrícola.

A través del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencias de las Naciones Unidas, la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indicó que ha realizado intervenciones para rescatar al rebaño bovino de Zimbabwe.

“Los proyectos de la FAO en respuesta a la sequía que se han financiado hasta la fecha se dirigen al sector ganadero, ayudando a las familias vulnerables a proteger sus activos ganaderos – y por lo tanto su seguridad alimentaria – durante la sequía”, declaró Leonard Makombe, funcionario responsable de comunicación de la organización.

La División de Desarrollo y Producción Ganadera de Zimbabwe indica que los animales han muerto en su mayoría en las provincias de Masvingo, Matabeleland Norte, Manicaland, Midlands y Matabeleland Sur.

Además de perder cosechas, Masvingo lidera la lista con 6.566 bovinos muertos debido a la sequía, según el Ministerio de Agricultura. En total, el país perdió aproximadamente 16.000 vacas.

En 2015, el departamento de ganadería del Ministerio de Agricultura estimó que Zimbabwe tenía 5,3 millones de vacas, en comparación con los más de seis millones de 2014.

Según el ministerio, el país experimenta su peor sequía desde 1992, año en el que murieron más de un millón de animales.

En los distritos rurales de Chipinge y Buhera, de Manicaland, los precios del ganado se desplomaron drásticamente hasta 50 dólares por cabeza, la mayor reducción en la historia de Zimbabwe, ya que normalmente por cada animal vacuno se paga de 400 a 500 dólares.

Muchas personas dependen del ganado para generar ingresos y como fuerza de tracción.

Ahora, ante la desesperación por sobrevivir y asolados por el hambre, los zimbabuenses como Chishamba recurren al trueque comercial, canjeando el ganado enflaquecido para obtener harina de maíz.

“No podemos ser meros espectadores de la muerte de nuestro propio ganado. Preferimos canjear a los animales frágiles por harina de maíz, ya que obtenemos 50 kilos de maíz por un animal”, explicó la mujer.

Gracias a la FAO, algunos ganaderos fueron rescatados de la crisis.

“Como respuesta a la sequía, la FAO está llevando a cabo dos proyectos de riego a pequeña escala, de comercialización del sector ganadero, mejora de la nutrición, los medios de vida y la seguridad alimentaria”, dijo Makombe.

Al menos cuatro millones de zimbabuenses necesitan ayuda alimentaria, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Una sequía agravada por El Niño también afectó a Malawi, Sudáfrica y Zambia.

Según el PMA, 14 millones de personas en el sur de África corren riesgo de pasar hambre debido a la situación. Sudáfrica este año registró la peor sequía de su historia y, por primera vez después de varias décadas, se dispone a importar la mitad de su cosecha promedio de maíz.

A principios de febrero de este año, el vicepresidente de Zimbabwe, Emerson Mnangagwa, declaró a los medios de comunicación que harían falta 1.500 millones de dólares para la importación de alimentos de emergencia y para financiar otros programas de socorro.

Según el Ministerio de Agricultura, el país deberá importar 1,4 millones de toneladas de maíz hasta la próxima cosecha prevista en marzo de 2017.

Al no poder contener la sequía, el 4 de febrero de este año el presidente Robert Mugabe declaró a la zafra agrícola 2015-16 en situación de desastre nacional.

Sin embargo, muchos agricultores sienten que poco se ha hecho para salvar su ganado.

“Sí, estamos empezando a recibir la ayuda alimentaria de los donantes y el gobierno, pero nuestro ganado se está muriendo por falta de pastos y agua”, denunció Sinyoro.

Aunque muchos como Sinyoro aún no han recibido ayuda para su ganado, la FAO ya ha intervenido con alimentos suplementarios por valor de un millón de dólares en este país del sur de África.

Traducido por Álvaro Queiruga

 

Artículos relacionados

 

Imágenes asociadas

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas — Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Contact Information:

Jeffrey Moyon

View Related News >
support