x

RSS Newsfeeds

See all RSS Newsfeeds

Global Regions

Asia ( XML Feed )
Global Regions ( XML Feed )

Jan 19, 2016 11:45 EST

La falta de saneamiento enferma a los niños de India

iCrowdNewswire - Jan 19, 2016

La falta de saneamiento enferma a los niños de India

 
 
Escolares de Harohalli Taluq, una localidad 60 kilómetros al sur de Bangalore, India. Crédito: Malini Shankar/IPS

Escolares de Harohalli Taluq, una localidad 60 kilómetros al sur de Bangalore, India. Crédito: Malini Shankar/IPS

 

BANGALORE, India, 14 ene 2016 (IPS) – Aunque el índice de desarrollo humano en el sudoccidental estado indio de Karnataka es de 0,478, superior al promedio nacional de 0,472, persiste allí el déficit en materia de agua y saneamiento con repercusiones negativas para la salud de los niños y las niñas.

Junto con el fenómeno climático de El Niño de 2015, que disipó los monzones del suroeste del país, el déficit en el suministro hídrico hizo que las enfermedades transmitidas por el agua se propagaran en Karnataka.

El virus del dengue se reproduce en el agua dulce estancada, que es una expresión directa de la insuficiente infraestructura hídrica y de saneamiento. Un tercio de la población aún defeca al aire libre, lo que hace imposible combatir este tipo de enfermedades.

El dengue alcanzó su punto más alto en India en 2015, con 4.691 casos y nueve muertes, según las estadísticas del Ministerio Federal de Salud.

“La mayoría de los ingresos en el hospital Vani Vilas para Niños y Mujeres de Karnataka fueron por casos de dengue. Entre enero y septiembre de 2015… hubo 799 niños… del total de 2.800 casos de dengue”, informó la doctora Premalatha, jefa del Departamento de Pediatría en el centro sanitario.

“Es una enfermedad totalmente prevenible que acaba con los recursos de forma innecesaria”, aseguró.

Diarrea, disentería, gastroenteritis y cólera siguen afectando a los niños y niñas que viven por debajo de la línea de la pobreza, especialmente en los barrios marginales, y aumentan la mortalidad infantil, el retraso en el crecimiento y la desnutrición. Todos estos factores contribuyen a la deserción escolar, lo cual perpetúa la pobreza y la falta de resistencia a las enfermedades.

Las guarderías preescolares reciben 74 centavos al mes en subvenciones exclusivamente destinadas a la compra de productos de saneamiento y limpieza de los baños, explicó Lakshmi Bhat, directora de las guarderías públicas en Yellapur Taluq, un distrito costero del estado.

“Todas las guarderías que funcionan en locales privados gozan de infraestructura de agua y saneamiento. Algunas incluso tienen inodoros”, añadió Bhat, que trabaja para el Departamento de Bienestar Infantil y de la Mujer de Karnataka.

Asha Hegde es maestra de la guardería de Harohalli Taluq, 60 kilómetros al sur de la capital del estado, Bangalore, a cargo de niños entre dos y 14 años.

“El objetivo principal es impartir habilidades básicas para la vida, una ventana de oportunidad al mundo mediante la educación y el ejercicio, ofrecer suplementos nutritivos e infraestructura de agua y saneamiento limpia, y aumentar la resiliencia de los niños de las zonas rurales”, destacó.

“La mayoría de los niños utilizan baños con agua y saneamiento en la escuela, pero una vez que se van a casa, algunos – por lo menos dos niños en nuestra escuela – carecen de agua y saneamiento y defecan al aire libre”, indicó.

“Nuestras cocineras preparan comidas de acuerdo con el índice de nutrición y ofrecen una combinación de alimentos como sopas de mijo, arroz, sopas de verduras, huevos, leche, gachas de cereales, etc., en diferentes horas para que los niños puedan aprender, jugar, hacer ejercicio, comer y dormir bien en un entorno seguro cuando sus padres trabajan”, precisó Hegde.

Niños y niñas de diversos orígenes económicos e indicadores socioeconómicos, como la alfabetización, asisten a estas guarderías preescolares en todo el país. K. Nagamani trabajó durante una década en guarderías de seis aldeas del distrito de Kolar, con el apoyo de organizaciones no gubernamentales como Gramvikas.

“Fuimos formados para cocinar comidas nutritivas con granos enteros, verduras, leche, huevos, frutas, arroz, mijo y sopas de proteínas”, explicó Nagamani.

“Pero la falta de agua y saneamiento provoca… disentería, diarrea, cólera e ictericia en niños cuya capacidad de recuperación se vino abajo con las reiteradas infecciones”, expresó.

“A pesar de su admisión a las guarderías y su participación en las actividades académicas y extracurriculares, con alimentos nutritivos, descanso, ropa limpia, agua y saneamiento en el entorno de la escuela, todos estos elementos estaban ausentes en sus hogares, lo que genera infecciones transmitidas por el agua en los grupos más vulnerables”, añadió.

“Los niños tienen que caminar por terreno sucios y con aguas servidas para defecar al aire libre, lo que anula el impacto de las intervenciones nutricionales en las escuelas”, se quejó Nagamani.

El estado tiene 21,85 millones de niños y niñas, según el censo de 2011, pero un tercio de ellos sufren de retraso en el crecimiento,

“Esto es en gran parte debido a que este tipo de enfermedades transmitidas por el agua reducen un cinco por ciento del peso corporal de los niños en crecimiento, y la recurrencia provoca la desnutrición debido a la menor retención de alimentos, la falta de capacidad de recuperación y una propensión mayor a las infecciones oportunistas”, agregó Premalatha.

“Es más fácil prevenir la reproducción de los mosquitos. El virus del dengue se reproduce solo en agua dulce estancada. Los desagües de aguas residuales y la infraestructura de saneamiento son insuficientes para toda la población”, afirmó la médica.

La ausencia de agua potable y saneamiento afectaba a 48,1 por ciento de los hogares rurales de Karnataka en 2012, según un estudio realizado por el Instituto Wash y el gobierno de India, lo que repercute en los centros de medicina, ya que el tratamiento se concentra en los pacientes de dengue, explicó.

El déficit de agua y saneamiento en Karnataka se manifiesta en que 49 por ciento de las personas practican la defecación al aire libre, lo que explica la incidencia de 65 por ciento de diarrea en los niños y niñas menores de cinco años en 2013 y 2014, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

A pesar de las comidas que reciben los niños en las escuelas, así como de la infraestructura de agua y saneamiento que tienen en ellas, la ausencia de la misma en sus hogares, junto con la escasez hídrica que provoca el cambio climático, reduce el índice de desarrollo humano aun en las regiones más avanzadas de India.

El desafío que queda es la creación de una infraestructura de agua y saneamiento, así como convencer a la población en general de su eficacia y de la necesidad de erradicar la defecación al aire libre y las alcantarillas abiertas.

Traducido por Álvaro Queiruga

 

Imágenes asociadas

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas — Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

 
Contact Information:

Malini Shankar

View Related News >
support