x

RSS Newsfeeds

See all RSS Newsfeeds

Global Regions

Global Regions ( XML Feed )

Jan 18, 2016 10:00 EST

Innovador proyecto promete romper barreras energéticas en Chile

iCrowdNewswire - Jan 18, 2016

Innovador proyecto promete romper barreras energéticas en Chile

La comunidad de Caleta San Marcos, a 100 kilómetros de Iquique y 1.800 kilómetros al norte de Santiago, será el epicentro del innovador proyecto Espejo de Tarapacá, en el norte de Chile. Sus 300 habitantes trabajan, principalmente, en la extracción de productos del mar. Crédito: Cortesía de Valhalla Energía

La comunidad de Caleta San Marcos, a 100 kilómetros de Iquique y 1.800 kilómetros al norte de Santiago, será el epicentro del innovador proyecto Espejo de Tarapacá, en el norte de Chile. Sus 300 habitantes trabajan, principalmente, en la extracción de productos del mar. Crédito: Cortesía de Valhalla Energía

SANTIAGO, 14 ene 2016 (IPS) – Un novedoso proyecto energético impulsado en Chile, pretende combinar una central hidráulica de bombeo, que operará con agua del mar, con otra solar fotovoltaica, a fin de garantizar un suministro limpio y constante de energía en el desierto de Atacama, el más árido del mundo.

La iniciativa podría parecer inviable, considerando la extrema aridez de la zona y la escasez de agua donde se ubica: el norte del país, donde el consumo hídrico y de energía es acaparado por las grandes empresas mineras de cobre, oro y plata.

Pero ya generó el interés de inversionistas locales y extranjeros y fue, además, reconocida en 2015 con el Premio Nacional de Innovación que entrega el gobierno local.

“En ninguna parte del mundo se ha logrado ofrecer energía limpia y de base, las 24 horas del día, los siete días de la semana, a precios competitivos y sin subsidios”, afirmó Juan Andrés Camus, gerente general y uno de los dos fundadores de Valhalla Energía, la empresa promotora del proyecto.

“Esa trilogía es algo único y no es una genialidad nuestra, sino que un tremendo regalo de la naturaleza”, añadió en diálogo con IPS el ejecutivo de la compañía, creada bajo el principio de que Chile es un país pobre en las llamadas “energías del pasado, pero infinitamente rico en energías del futuro”.

Con una inversión de 400 millones de dólares, la central Espejo de Tarapacá funcionará como una gran batería de almacenamiento de energía, que comenzará a construirse a fines de 2016 y estaría operativa en 2020.

Incluye la instalación de una central hidráulica de bombeo, que durante el día llevará agua de mar a la parte superior de un farallón costero (alta roca saliente) utilizando energía solar, acumulándola en concavidades naturales ubicadas a 600 metros de altura.

Durante la noche, cuando no hay energía solar disponible, generará electricidad dejando caer ese agua por los mismos túneles. Así ofrecerá energía limpia y constante (las 24 horas al día, los 7 días de la semana), superando la intermitencia de las energías renovables y no convencionales.

 

Innovador proyecto promete romper barreras energéticas en Chile

 

Gráfico a escala del Espejo de Tarapacá, un proyecto que aprovecha la geografía costera de Chile, con un farallón que lleva agua de mar desde el océano Pacífico a dos concavidades naturales a 600 metros de altura, en el extremo norte del país. Crédito: Cortesía de Valhalla Energía

 

El Espejo generará 300 megavatios y se ubicará en la caleta de San Marcos, en la región chilena de Tarapacá, en el extremo norte del país y a 100 kilómetros al sur de la ciudad de Iquique.

Paralelamente, la empresa construirá Cielos de Tarapacá, un adyacente parque solar foltovoltaico de 1.650, en la localidad de Pintados, que producirá 600 megavatios y cuya inversión se acerca a los 1.000 millones de dólares.

Este proyecto, que está a la espera de su permiso ambiental, funcionará con tecnología de tracking en un eje, que sigue al sol durante el día desde oriente a poniente.

A juicio de Camus, su tamaño será tal “que si estuviese operativa durante el 2015 sería la planta solar más grande del mundo”.

Por la noche, esta planta seguirá generando energía solar, gracias a la energía almacenada en Espejo.

Las características centrales de los dos proyectos, es que utilizarán las abundancias naturales de Chile y su geografía: El agua de mar, el farallón de gran altura ubicado en vastas zonas costeras del país y la radiación solar del desierto de Atacama.

Esto evitará la necesidad de represas y disminuirán hasta en 80 por ciento las obras subterráneas, minimizando el impacto ambiental, según sus promotores, que subrayan que el proyecto es uno de los más innovadores del mundo en materia de energía.

“Más que en la tecnología, la innovación de Espejo de Tarapacá está en el uso muy eficiente de la geografía para poder hacer la central a mínimo costo”, afirmó Camus.

“La gran oportunidad está en el uso eficiente del territorio, más que en la barrera tecnológica”, agregó.

Chile, un país muy alargado y estrecho, está delimitado por la cordillera de los Andes y los 6.435 kilómetros de costa sobre el océano Pacífico.

Previo a la concreción del proyecto, Valhalla trabajó con la pequeña comunidad costera de Caleta San Marcos.

Sus 300 habitantes, que se dedican a la extracción de moluscos, la pesca artesanal y la explotación del alga de huiro, también conocida como sargazo (Macrocystis pyrifera), se mostraron en principio reacios y temerosos, principalmente por el impacto del proyecto sobre los recursos marinos de la zona.

Para avanzar en las conversaciones, se establecieron mesas de trabajo. La comunidad solicitó asesores marinos  y un abogado que los apoyara en aspectos técnicos y legales.

Finalmente, luego de meses de trabajo, la empresa firmó acuerdos con el sindicato pesquero local y la junta de vecinos, que contemplan aportes de la empresa a la comunidad, un conjunto de principios para el manejo transparente de la central y un mecanismo de respuesta en caso de que se detecte algún daño al mar.

 

Innovador proyecto promete romper barreras energéticas en Chile

Vista aérea de la zona donde se emplazará el proyecto Espejo de Tarapacá, que producirá 300 megavatios de electricidad utilizando agua del mar y energía solar, en una innovadora central reversible y de generación continua, que se emplazará en el norte de Chile, en el desierto de Atacama. Crédito: Gentileza de Valhalla Energía

“Ha sido beneficioso, y ojalá otras comunidades puedan tener acceso a esto y poder decidir por sí mismas, pero con información, simetría de oportunidad, defender sus derechos, para que la ignorancia no se transforme en un freno al desarrollo”, afirmó Genaro Collao, presidente del Sindicato de Pescadores de la Caleta San Marcos.

“En este punto de inflexión la decisión es, te meto plata en el bolsillo o te mejoro la vida. La plata en el bolsillo me va a durar un día, una semana, un mes. La vida, la vamos a heredar, ese es el concepto”, completó a IPS en un diálogo telefónico desde su localidad.

Chile posee 17,6 millones de habitantes y una capacidad total instalada de 20.203 megavatios distribuidos mayoritariamente en los sistemas interconectados Central (78,38 por ciento) y del Norte Grande (20,98 por ciento).

De estos, 58,4 por ciento de la energía proviene de generación de diésel, carbón y gas natural, mientras que el resto corresponde a energías renovables que incluyen, en su gran mayoría, a la mega hidroelectricidad.

Solo 13,5 por ciento del total corresponde a energías renovables no convencionales como eólica (4,57 por ciento), solar fotovoltaica (3,79 por ciento), minihidroeléctricas (2,8 por ciento) y biomasa (2,34 por ciento).

En 2014, el gobierno de Michelle Bachelet estableció una nuevaAgenda de Energía en la que se estima viable que al año 2050, 70 por ciento de la generación de energía en Chile provenga de fuentes renovables.

“Setenta por ciento de las emisiones de gases efecto invernadero en Chile, proviene del sector energético. Por lo tanto, son los compromisos en energía los que nos permitirán llegar al compromiso de reducción del 30 por ciento de las emisiones al 2030”, ha asegurado a IPS el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier.

“Si uno toma la hoja de ruta de energía 2050, se estima viable que al año 2050,  70 por ciento de la generación de energía en Chile provenga de energías renovables. Eso es lo que hace posible, serio, comprometer esta meta de gases de efecto invernadero”, añadió.

Según estudios, el desierto de Atacama posee los más altos niveles de radiación solar del mundo. Los expertos aseguran que, con menos de 0,5 por ciento de la superficie del desierto de Atacama cubierto por paneles fotovoltaicos, se podría reemplazar toda la generación eléctrica de Chile.

“Proyectos como este pueden generar una oportunidad desde el punto de vista de poner a Chile en la vanguardia de desarrollo de tecnología verde sin tener que pagar de más por ello”, concluyó Camus.

Editado por Estrella Gutiérrez

Contact Information:

Marianela Jarroud

View Related News >
support