x

RSS Newsfeeds

See all RSS Newsfeeds

Global Regions

Africa ( XML Feed )
Global Regions ( XML Feed )

Dec 5, 2015 4:00 EST

Tecnología y medicina se dan la mano en áreas rurales de Zambia

iCrowdNewswire - Dec 5, 2015

Tecnología y medicina se dan la mano en áreas rurales de Zambia

Por James Jeffrey

El paramédico Kennedy Mulenga, de la clínica de Ngwerere, carga una vieja netbook de Virtual Doctors en su mano izquierda y una nueva tableta, en la derecha. Crédito: James Jeffrey/IPS.

El paramédico Kennedy Mulenga, de la clínica de Ngwerere, carga una vieja netbook de Virtual Doctors en su mano izquierda y una nueva tableta, en la derecha. Crédito: James Jeffrey/IPS.

LUSAKA, 23 nov 2015 (IPS) – Cuando el paramédico Kennedy Mulenga tuvo que atender el caso de un hombre al que le crecían los pechos en la clínica de la localidad de Nwerere, 30 kilómetros la norte de la capital de Zambia, recurrió a Virtual Doctors (Médicos Virtuales) para resolver el misterio.

El médico británico que respondió a su consulta le dijo que su paciente, portador del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), padecía ginecomastia, el engrandecimiento de las glándulas mamarias en hombres, y le aclaró que es un efecto secundario de la terapia antirretroviral, pero que no suponía ningún peligro de vida.

Virtual Doctors utiliza programas de telemedicina para mejorar la atención primaria en zonas rurales con pocos profesionales. La iniciativa fue creada por el exguía de safaris Huw Jones, actualmente residente en Gran Bretaña.

“Es realmente muy simple y me sorprende que no haya más”, dijo a IPS este activista de 45 años. “Hay mucha investigación, pero no tanta acción, así que nos lanzamos; está en la intersección entre medicina y tecnología”, explicó Jones.

Zambia tiene unos 1.600 médicos para 14 millones de habitantes, de los cuales nueve millones residen en áreas rurales y dependen de paramédicos como Mulenga, de 30 años, quien trabaja desde hace seis en la clínica de Ngwerere y desde hace tres usa la plataforma de médicos virtuales.

En muchos países en desarrollo, en especial de África y Asia, la infraestructura de telecomunicaciones se salteó la conexión fija y pasó directamente a la móvil, lo que ahora tiene un impacto particular en la atención médica.

En Sudáfrica, la telemedicina tuvo gran aceptación con el surgimiento de numerosos proyectos, como Telemedicine Africa, para crear un centro de telesalud en todo el país afín de reducir el tiempo de espera de los pacientes.

Una iniciativa de la Universidad de Lagos, en Nigeria, patrocinada por los ministerios de Educación, Salud y Ciencia y Tecnología, permite a un paciente y su médico ver y hablar con un profesional indio a través de una pantalla interactiva para realizar consultas diagnósticas.

En Monrovia, para evitar la propagación del ébola en África occidental, un robot creado por Vecna Technologies utiliza un sistema de comunicación de dos vías, básicamente una computadora sobre ruedas, que permite a los médicos evaluar nuevos pacientes sin tener contacto físico y así reducir las posibilidades de infección de trabajadores de la salud.

A Jones se le ocurrió la idea en 1998, cuando era guía y tuvo una experiencia impactante. Manejaba en la selva de Zambia cuando se detectó un rastro de sangre en el suelo. Lo siguió cinco kilómetros hasta que vio cómo una mujer con un embarazo avanzado estaba desplomada sobre una bicicleta que pedaleaba desesperadamente su esposo. Ella y el feto murieron en su jeep camino al hospital.

“Si se pudiera retroceder el tiempo sobre tantos problemas y enfermedades mal diagnosticados, podrían evitarse muchas muertes”, subrayó Jones, quien fundó Virtual Doctors en 2007, trabajando medio tiempo, antes de dedicarse totalmente a la iniciativa en 2013.

Actualmente, colabora con seis clínicas, y planea incorporar otras 13 a principios de 2016, con una capacidad de 12.000 y 17.000 pacientes respectivamente. Jones estuvo en septiembre de este año en Zambia, donde se reunió con personal médico y entregó tabletas para reemplazar a las computadoras infantiles que se habían entregado porque eran sólidas y fáciles de usar.

También les enseñó a usar el nuevo programa, desarrollado en los nueve meses previos por un equipo de nueve ingenieros voluntarios de la empresa británica Landmark Information Group, especializada en mapeos digitales, propiedad e información de riesgo ambiental.

“Le preguntamos a los trabajadores qué necesitaban, y nos respondieron que algo simple, así que eso creamos”, relató Jones.

Un problema común en las zonas rurales de Zambia es que las personas que podrían padecer tuberculosis deben recorrer grandes distancias para hacerse radiografías en los hospitales, y es común que no haya un radiólogo para analizar la placa; los pacientes deben esperar y pagar su estadía, que se suma al elevado costo del transporte.

Los pacientes pueden llegar a gastar el equivalente a cinco dólares, un montó significativo cuando se gana un dólar al día. Con Virtual Doctors, las personas pueden regresar de inmediato a su aldea y mandarle la radiografía a un profesional internacional que confirma, o no, la enfermedad.

Otro desafío importante para los profesionales de la salud es evaluar los problemas ginecológicos, como los quistes de ovario.

“Tengo que decidir si un quiste se reabsorbe por sí solo o si requiere medicación o cirugía”, relató Mulenga. “Si mando el análisis a un médico virtual, no tengo que preocuparme”, explicó el paramédico.

Con tan poco médicos, Zambia necesita toda la experiencia que pueda reunir.

“Si el personal de la salud puede tener intercambios con especialistas, podrán aprender mucho”, destacó Elizabeth Chizema, directora Investigación, Vigilancia y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud de Zambia, en diálogo con IPS.

Chizema también subrayó la posibilidad de tener intercambios con médicos zambianos que están en el exterior y quieren colaborar con su país.

Virtual Doctors es una iniciativa sin fines de lucro, por lo que Jones destina mucho tiempo a la búsqueda de fondos y de donantes, pero observó que los tiempos cambian.

“Con donantes como el Departamento para el Desarrollo Internacional de Gran Bretaña, hubo un cambio de paradigma para respaldar al sector privado a fin de crear empleo y negocios e incentivar el desarrollo de los países. Demasiadas oenegés desaparecen después de un par de años”, arguyó.

Por ello, Jones trabaja con el gobierno de Zambia para que se apropie del servicio de Virtual Doctors.

“Cualquier país sin especialistas está en problemas, y el servicio permite llenar un vacío”, dijo a IPS el viceministro de Salud, Chitalu Chilufya. “Tenemos que sumar a los proveedores de Internet en una asociación público-privada”, acotó.

Jones aprecia el interés y el apoyo, pero no sabe si eso se traducirá en acciones tangibles.

“Es un espacio enorme al cual incorporarse, las tecnologías de la información y la comunicación son muy emocionantes por todas las posibilidades que presentan”, opinó Tyrell Junius, gerente de proyecto de la Unidad de Seguimiento y Distribución Móvil del Programa Mundial de Alimentos en Zambia, al ser consultado por IPS.

“A las organizaciones y a los gobiernos les gusta ver números concretos y saben que se puede extender”, añadió.

Si Virtual Doctors se vuelve autosustentable en Zambia, Jones podrá ampliar la mira. “Probamos el concepto, ahora podemos llevarlo a otras partes de África”, destacó.

 

Imágenes asociadas

Este informe incluye imágenes de calidad que pueden ser bajadas e impresas — Copyright IPS, estas imágenes sólo pueden ser impresas junto con este informe

Contact Information:

James Jeffrey

View Related News >
support